lunes, 9 de mayo de 2011

Se cae un vaso,
vidrio fragmentado en el piso.

Hay agua en el vaso,
ya no hay.

Los envoltorios de caramelos sin ellos,
libros que se pierden.

Nos mató la reina,
larga vida al rey.

La acción de borrar con goma el lápiz y olvidar que alguna vez estuvo ahí,
se caen los sistemas.

El mundo es frágil y finito,
nosotros ya sabemos de nuestro fin anunciado
¿qué mejor que decorar nuestro cuerpo, que ya tiene fin, con colores?
¿qué mejor que bailar en nuestro velorio?

Lo único eterno que nos queda
son los recuerdos y en ellos
el arte.

1 comentario:

  1. tus finales son tan gloriosos
    que me dan ganas de abrazarte

    ResponderEliminar